La hierba en el Desierto

Un joven se trasladó al desierto. Y decidió que

quería un césped verde y agradable. Fue y compró varios litros de pintura de color verde.

Entonces pintó el suelo delante de su casa verde brillante. Cuando se le preguntó por qué, respondió:

"Porque todo el mundo sabe que no puede crecer la hierba en el desierto."

Sus vecinos se reían a puerta cerrada. Y cada pocos meses, el hombre pintaba su tierra de nuevo para mantener su 'césped'.

Cada vez que alguien le preguntaba por qué lo hacía, él contestaba:"Porque todo el mundo sabe que no puede crecer la hierba en el desierto."

Finalmente, un vecino se apiadó del hombre. Lo llevó aparte y le preguntó:

- "¿Cuál es el deporte número uno en Las Vegas?"

El joven pensó un momento y contestó - "El golf".
- "¿Y dónde está Las Vegas?"
- "En el desierto".
- "Entonces, ¿por qué nunca sembró césped?"
- "Porque no puede crecer "... El joven hizo una pausa... "¿La hierba en el desierto?"

Nuestro sistema de creencias no es lógico, - de hecho, con frecuencia desafía la lógica y trabaja en contra de nuestros intereses- cuando queremos modificarlo.

Esta es la razón por la que tan a menudo descubrimos que ha pasado otro año y nada a cambiado en nuestra vida. ¡Todavía estamos pintando el desierto! Podemos hacerlo, sí, pero requiere unos pasos, quizás un esfuerzo.

Este año, tenemos la posibilidad de iniciar un nuevo patrón de creencias.

Si eres como la mayoría de la gente que durante la primera semana del año se  establece propósitos para el año que viene; como por ejemplo que sus objetivos sean: Pérdida de peso, aprender un idioma, o iniciar su propio negocio, etc. Ten en cuenta que desafortunadamente, tu y yo sabemos que a medida que avance el año, estas metas que parecían tan importantes el 1 de enero pronto quedarán en el camino de olvido (digamos que ...hasta el próximo enero).

¿Por qué sucede esto? ¿Perdemos la noción del tiempo y nos olvidamos?
¿No somos realistas cuando establecemos los objetivos y esto hace que perdamos el interés?

Vivimos nuestra vida por un conjunto de creencias o paradigmas, que están siempre con nosotros. Estas son creencias que hemos desarrollado a través del tiempo para ayudarnos a definir el mundo y nuestro lugar en él.

El mayor error que solemos cometer es subestimar el poder de nuestras creencias arraigadas y su capacidad para limitar nuestras ideas de lo que es posible en la vida.

Si queremos realizar un cambio este es el momento adecuado. Empezamos el año, y por este mismo motivo, consideramos que un mundo de oportunidades está a nuestro alcance. No más que en otras ocasiones. Igual que durante todo el resto del año. De todos estos años que han pasado y de los que vendrán.

Una de nuestras creencias más comunes nos dicen que, todo lo que está por venir es mejor. Esta es una buena oportunidad para aprovechar y lograr que ello suceda, haciendo uso de este viejo paradigma. No permitamos que la desmotivación nos alcance, ni abandonemos el o los objetivos de este año, para retomarlo/s el próximo.

Mejor dejemos de pintar sobre el desierto de nuestras vidas y decidámosnos a plantar las semillas del cambio.

Tags: cambio de creencias coaching para emprendedores paradigmas tradicionales sistemas de creencias poder de cambio modificar patrones de conducta coaching valencia coaching online